El catálogo de cuentas puede esperar

Por ahí se dice que los buenos contadores hacemos las cosas hasta el momento límite, y yo creo que este es un buen ejemplo.

Sabemos que hay una prórroga para subir las balanzas y el catálogo de cuentas hasta enero de 2015, en el caso de personas morales, y gracias a esto los contadores recobramos el sueño y nos relajamos, aunque no es buena idea olvidarnos del tema.

Sin embargo, uno de los aspectos controversiales que demanda tiempo de análisis, consiste en asociar el catálogo de cuentas con el código agrupador del SAT. Por lo que les puedo recomendar que esta labor la dejen para el final, dado que el SAT está por liberar un nuevo catálogo con más de mil cuentas, corregido y aumentado.

Por algo se recomendó no tratar de ajustar las cuentas propias al formato del catálogo del SAT, y esto es como cuando nos perdemos en el camino, mejor nos detenemos y esperamos las nuevas publicaciones.

Mientras continuamos con el registro de pólizas de forma electrónica y la referenciacion a los datos del XML, aunque al parecer ahí también se esperan ajustes a los formatos.