Evita que te multen por no garantizar la protección de datos personales

Este tema ha sido subestimado y como no me gustaría que pasara lo mismo que con e SIPARE o el sismo del sábado que nos agarro a todos desprevenidos, considero importante advertirles de ciertas medidas que esta llevando a cabo el IFAI para sancionar abusos.

En varios medios de comunicación se ha dado a conocer que por sólo 4 mil pesos, cualquier persona puede tener en sus manos el padrón electoral del IFE y los números de cuenta y datos personales de millones de clientes de instituciones bancarias. Incluso hay un investigación abierta que incluya las bases de datos del IMSS.

La base de Banamex enlista número de cuenta, nombre, dirección, teléfono particular y laboral, ocupación y lugar de trabajo de 2 millones de cuentahabientes.

El archivo de American Express contiene número de tarjeta, nombre, dirección y teléfonos de 618 mil titulares de cuenta.

El enlistado de altos ingresos presenta nombre, dirección y teléfonos de 390 mil 279 personas.

Preocupante e inquietante, y es ahora cuando cobra sentido esté tema de la protección de datos, el aviso de privacidad y el otorgamiento de derechos a todos los ciudadanos para acceder, rectificar, cancelar u oponerse al uso de sus datos personales.

En un comunicado de prensa el IFAI menciona que impuso cinco multas a Banamex por 16 millones 155 mil 936 pesos, al evidenciar negligencia en la tramitación y respuesta de una solicitud de cancelación y oposición de datos personales.

Le siguen:

Pharma Plus S. A. de C. V. con una sanción de 2 millones 45 pesos por la violación al principio de información, al omitir el elemento de identidad en el aviso de privación.

Sport City S. A. de C. V. fue multado con un millón 246 mil 600 pesos por no señalar en el aviso de privación las opciones y medios que debe ofrecer a los titulares para ejercer los derechos ARCO.

A Caja Popular Cristo Rey S. C. de R. L. de C.V. la multó con 2 millones 181 mil 550 pesos por recabar datos de carácter financiero y patrimonial sin contar con el consentimiento del titular, y por no permitir a los titulares el ejercicio de sus derechos.

Finalmente, en el caso más reciente, se sancionó a un médico con 41 mil 874 pesos por haber transferido datos personales sensibles sin contar con el consentimiento del titular, y por no haber señalado expresamente en su aviso de privación las opciones y medios que ofrecía para limitar el uso o divulgación de los mismos.

Como dicen por ahí, si ves las barbas del vecino rasurar, pon las tuyas a remojar.