Comprobantes emitidos al público en general

Recordarán que había una regla que establecía que Para los efectos de los artículos 29, fracción III, segundo párrafo y 29-A, último párrafo del CFF, los contribuyentes deberán expedir un comprobante simplificado cuando el importe de la operación sea igual o mayor de $100.00

Esta redacción se incorpora a la regla I.2.8.1.3

Si ves las barbas de tu vecino rasurar, pon las tuyas a remojar

El SAT informó el viernes mediante un comunicado de prensa que enviará una oleada de invitaciones masivas a una buena cantidad de contribuyentes detectados en suspensión de actividades, para que presenten su aviso de reanudación de actividades o aclaren su situación fiscal, ya que ha detectado más de 500 mil contribuyentes que tuvieron operaciones con posterioridad a la fecha en que suspendieron sus actividades, y que han realizado operaciones financieras, todo esto producto de confrontas entre la información presentada por los propios contribuyentes, terceras personas y otros organismos.

Lo más interesante, es que el IDE está arrojando sus frutos ya que en esta ocasión, las declaraciones informativas del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) que presentaron las instituciones del sistema financiero, permitieron detectar alrededor de 200 mil casos.

Y eso que hasta el 1 de agosto entra en vigor una modificación a la Regla miscelánea II.11.2 en donde el SAT requerirá a las instituciones del sistema financiero la información sobre datos de sus clientes y depósitos en efectivo, respecto de aquellas personas físicas y morales a quienes hayan recaudado IDE o hayan quedado con IDE pendiente de recaudar en cualquier mes del ejercicio fiscal de que se trate, por lo que considero que va a ser más común ver este tipo de “invitaciones” incluso para los que no están registrados pero que realizan operaciones en efectivo.

Nuevos tips para presentar el dictamen

El IMCP dio a conocer algunos comentarios y recomendaciones en relación a la captura de la información en las plantillas del Sipred:

1. Cuando se esté trabajando, es conveniente mantener conectado el Ethernet o encendido el wireless, pues en caso de actualizaciones tanto al office como a “la aplicación”, éstas se actualizarán automáticamente, sin afectar la información capturada.

2. Los archivos de texto tienen capacidad para el equivalente a 40 páginas tamaño carta, en caso de requerir más espacio, recurrir a la sección de preguntas frecuentes del portal del SAT.

3. En los casos en que una Entidad tiene partes relacionadas nacionales y no tiene partes relacionadas en el extranjero, al contestar el anexo de “datos generales” , se inhabilitan tanto el anexo 32 como el 33, no permitiendo capturar la información de las nacionales. Se debe cerrar el archivo y volverlo a abrir, pero ahora se tiene que responder primero no en las extranjeras y después si en las nacionales y con esto queda habilitado el anexo correspondiente.

4. Se sigue teniendo problemas para descargar los datos de identificación del contribuyente o del Contador Público Registrado, ya que en algunos casos marca el siguiente error: “La contraseña de la llave privada es incorrecta o el certificado es inválido” aún cuando los certificados están vigentes y la contraseña sea correcta. Se espera que en breve la Autoridad solucione esta situación, ya sea corrigiendo la versión del Sipred o estableciendo el procedimiento en la sección de preguntas frecuentes del portal del SAT.

Tambien se dieron a conocer en la página del SAT las siguientes versiones:

SIPRED 2010.exe con Office 2007

SIPRED 2010.zip con Office 2003

SIPIAD 2010.exe con Office 2007

SIPIAD 2010.zip con Office 2003

Representaciones impresas de CFD

Después de varios conflictos por el cambio de leyenda, al final se publica en la regla miscelánea II.2.7.1.5 que puede aparecer cualquiera de las siguientes leyendas: “Este documento es una representación impresa de un CFD”, “Este documento es una representación impresa de un Comprobante Fiscal Digital” o “Este documento es una impresión de un Comprobante Fiscal Digital”.

Entonces los requisitos de las representaciones impresas de los CFD (Medios Propios) quedan así:

Artículo 29-A
I.- Contener impreso el nombre, denominación o razón social, domicilio fiscal y clave del registro federal de contribuyente de quien los expida. Tratándose de contribuyentes que tengan más de un local o establecimiento, deberán señalar en los mismos el domicilio del local o establecimiento en el que se expidan los comprobantes.

II. Contener el número de folio asignado por el Servicio de Administración Tributaria o por el proveedor de certificación de comprobantes fiscales digitales y el sello digital a que se refiere la fracción IV, incisos b) y c) del artículo 29 de este Código.

III.- Lugar y fecha de expedición.

IV.- Clave del registro federal de contribuyentes de la persona a favor de quien expida.

V.- Cantidad y clase de mercancías o descripción del servicio que amparen.

VI. Valor unitario consignado en número e importe total consignado en número o letra, así como el monto de los impuestos que en los términos de las disposiciones fiscales deban trasladarse, desglosado por tasa de impuesto, en su caso.

VII. Número y fecha del documento aduanero, así como la aduana por la cual se realizó la importación, tratándose de ventas de primera mano de mercancías de importación.

Regla II.2.7.1.5
I. La cadena original con la que se generó el sello digital. Tratándose de contribuyentes que adicional a la impresión del CFD, pongan a disposición de sus clientes el comprobante en su formato electrónico, podrán no incluir el requisito establecido en esta fracción.
II. Sello digital del emisor del CFD.
III. Número de serie del CSD del emisor del CFD.
IV. Número de referencia bancaria o número de cheque con el que se efectúe el pago (opcional).
V. Cualquiera de las siguientes leyendas: “Este documento es una representación impresa de un CFD”, “Este documento es una representación impresa de un Comprobante Fiscal Digital” o “Este documento es una impresión de un Comprobante Fiscal Digital”.
VI. Para los efectos del artículo 29-A, fracción IV del CFF, se tendrá por cumplida dicha obligación en los casos de CFD´s que amparen una o más operaciones efectuadas con el público en general o con residentes en el extranjero que no se encuentren inscritos en el RFC, cuando en el mismo se consigne la clave del RFC genérico a que se refiere la regla I.2.7.1.1.
VII. Para los efectos del artículo 29-A, fracción VI del CFF, se deberán incluir adicionalmente los montos de los impuestos retenidos en su caso.
VIII. Unidad de medida, en adición a lo señalado en el artículo 29-A, fracción V del CFF.
IX. Hora, minuto y segundo de expedición, en adición a lo señalado en el artículo 29-A, fracción III del CFF.
X. El número y año de la aprobación de los folios.

Por qué las representaciones impresas de facturas electrónicas no son suficientes para realizar la deducción

Hasta el año pasado existía la regla I.2.11.4 que establecía en su primer párrafo lo siguiente:

 Para los efectos del artículo 29, fracción IV, primer párrafo del CFF, las impresiones de los comprobantes emitidos de conformidad con este Capítulo, tendrán los mismos alcances y efectos que los comprobantes fiscales digitales que les dieron origen.

Es por eso que hasta 2010, no había problema en sólo utilizar las representaciones impresas como documento válido para efectuar una deducción, desafortunadamente esta regla se derogó el 28 de diciembre de 2010.

Las nuevas reglas II.2.5.1.3 y II.2.7.1.5, que se puede decir “sustituyeron” a la anterior, ya no contienen el párrafo a que se hizo referencia, sólo enlistan los requisitos que deben contener dichas representaciones impresas, y no para hacer deducible el papel, sino para constatar que el archivo XML (que a simple vista no se le entiende nada) contiene la información solicitada por el SAT; pero no para sustituir a la factura electrónica que al final de cuentas es sólo un impulso electrónico, sino porque nosotros aún no contamos con un “chip” para leer o entender lo que ocurrió en este impulso electrónico, y la representación impresa es nuestra traducción para comprender el contenido.

Además el artículo 29 del Código Fiscal de la Federación dispone que:

 Los contribuyentes que deduzcan o acrediten fiscalmente con base en los comprobantes fiscales digitales, incluso cuando dichos comprobantes consten en documento impreso, para comprobar su autenticidad, deberán consultar en la página de Internet del Servicio de Administración Tributaria si el número de folio que ampara el comprobante fiscal digital fue autorizado al emisor y si el certificado que ampare el sello digital se encuentra registrado en dicho órgano desconcentrado y no ha sido cancelado.

Definitivamente para verificar un sello digital necesitamos un software validador. Este proceso tarda una fracción de segundo y nos garantiza que dicha factura no ha sido modificada desde que se selló. También podemos asegurar quién es el autor de dicho sello aplicando lo que expresa el SAT como “el no repudio”.

El ahorro de los trabajadores casi iguala la recaudación

Al cierre de junio de 2011 el saldo total de los recursos administrados por las Afores fue de 1.463 billones de pesos (bdp); cifra que es 10.5% mayor en términos reales a la registrada en junio de 2010. Tal suma, equivalente a aproximadamente el 10.8% del PIB, es la más alta en la historia del SAR en términos nominales y reales.

Definitivamente ha sido una gran inversión, y para conocer los pormenores del estudio realizado da clic aquí

Regla Miscelánea I.2.1.15 Contratos y licitaciones

Cuando la Administración Pública Federal, Centralizada y Paraestatal, la Procuraduría General de la República, así como las entidades federativas vayan a realizar contrataciones, cuyo monto exceda de $300,000.00 sin incluir el IVA, deberán exigir de los contribuyentes con quienes se vaya a celebrar el contrato, les presenten documento vigente expedido por el SAT, en el que se emita opinión sobre el cumplimiento de obligaciones fiscales.

En los casos en que el contribuyente tenga créditos fiscales y quiera celebrar convenio con las autoridades fiscales para pagar con los recursos que se obtengan del contrato, la opinión la emitirá el SAT hasta que se haya celebrado el convenio de pago, y el contribuyente sólo tiene un plazo de 15 días para la celebración del convenio.

Los residentes en el extranjero que no son propiamente contribuyentes, asentarán estas manifestaciones bajo protesta de decir verdad en escrito libre que entregarán a la dependencia o entidad convocante, la que gestionará la emisión de la opinión ante la ALSC más cercana a su domicilio.

Esta regla entró en vigor el 1 de febrero de 2011.

El procedimiento para obtener esta “carta de buena conducta” lo analizaremos el próximo 28 de Julio de 2011 en la CANACO, te esperamos.