Se aprobaron las reformas a la Ley del Seguro Social aunque hay una nueva iniciativa que vale la pena considerar

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó en lo general reformas a la Ley del Seguro Social, para homologar los conceptos del salario base de cotización en la Ley del Seguro Social con la base gravable del Impuesto Sobre la Renta.

Lo que no me queda claro, ya que no vi las cifras, acerca de las estimaciones del IMSS, es si en verdad la reforma le generará recursos adicionales por 3 mil millones de pesos si se aplica a partir de este año.

Legisladores del PRD, PVEM y Panal presentaron propuestas de modificación a los artículos reformados, y como en las series de suspenso… esta historia continuará.

Sin embargo, les recomiendo que le echen un vistazo a la siguiente propuesta, presentada el 11 de abril de este año, que reforma y adiciona diversas disposiciones de las Leyes del Impuesto sobre la Renta, del Seguro Social, y Federal del Trabajo, para establecer con claridad que las propinas no forman parte del salario base de cotización.

En lo personal puede resultar muy benéfica para el giro restaurantero ya que en una revisión por parte de las autoridades siempre son objeto de acumulación y controversia, aunque la iniciativa cita al inicio de la exposición de motivos:

Considerando lo anterior, es necesario hacer una precisión a fin de delimitar el ámbito conceptual de dicho término. Al respecto, debe partirse de que dicho concepto tiene vertientes fiscales, laborales y de seguridad social, y cada una de esas vertientes reviste implicaciones diferentes.

Es de subrayar que en la definición del concepto “propina”, deben considerarse los siguientes elementos:

• La propina es una donación espontanea de un cliente por un servicio que el trabajador le presta a éste, aunque dicho servicio sea realizado por cuenta del patrón o en un establecimiento propiedad de éste.

• Las propinas son entregadas al trabajador por los clientes del negocio, quienes son personas ajenas a la relación de trabajo.

• El monto de las propinas es incuantificable ya que un patrón no podría conocer el importe de lo que un cliente deja de forma voluntaria en una mesa o que entrega personalmente al trabajador como compensación por sus servicios.

• En la estimación del importe de las propinas debe tenerse presente, entre otras cosas la naturaleza de los servicios prestados, la ubicación e importancia de la fuente de trabajo, la costumbre, el tipo de clientes y otros aspectos análogos.

Esta otra historia también continuará…