Lo que debes revisar al contratar un seguro

Decía mi papá que lo mejor de un seguro es nunca usarlo, pero en ocasiones la frustración crece cuando nos sentimos víctimas de la burocracia y al final resulta que nos quedamos con nuestro daño y el gasto de la reparación. Hace unos días iba transitando en una autopista y en varios tramos la estaban reparando, el punto es que de repente una piedrita cayó como proyectil y estrello el parabrisas. Obviamente llegando a la caseta, quise hacer uso del seguro de usuario, y me dijeron que en primer lugar tenía que esperar al ajustador, para cuando llegó me dijo que ¡teníamos que regresar al kilómetro donde brincó la piedrita para reconstruir los hechos y tomar fotos!

Sí, puse cara de asombro pero desafortunadamente reconozco que a veces damos por sentadas cosas y no ponemos atención a ciertas condiciones que se necesitan para que el seguro cubra algún siniestro. Por lo que les comparto 5 medidas preventivas que ha dado a conocer la CONDUSEF para disminuir el riesgo al momento de contratar un seguro.

•Declaración Exacta de los Riesgos
Para adquirir un seguro, declarar todas las características detalladas del riesgo que desea asegurar.

La aseguradora necesita conocer todos los detalles, para determinar si se le acepta o no la póliza, tales como la zona en donde se encuentra la vivienda en pólizas para el hogar, o los posibles problemas de salud que se han tenido, en caso de los seguros para personas.

•Pago Oportuno del Costo de la Prima
Es una obligación fundamental, ya que en caso de que no se cumpla con los pagos, o no sé de aviso oportuno del deseo de renovar el seguro, podría no cubrírsele el riesgo, en caso de que ocurra un eventual accidente que tenga gastos de por medio.

•Cumplir con el Reporte del Estado de Riesgo
Para algunos tipos de seguro, es importarte que una vez firmado el contrato con la aseguradora, se esté elaborando un reporte del estado del riesgo, que ha aceptado la empresa. Este documento puede funcionar como una constancia y argumentación a la hora de que ocurra un siniestro. Informar de mejoras, de cambios en los contenidos o de aditamentos de seguridad en un inmueble o en un vehículo, ayudará al momento de requerir una indemnización por siniestro, o bien algún cambio en los hábitos u ocupación en el caso de un seguro de personas.

•Observar Garantías por Escrito
Recuerda que antes de firmar el contrato, debes leer, comprender y confirmar cada uno de los puntos, con el fin de que coincidan con las condiciones en las que se desea tomar la póliza. La letra menuda (letra chiquita) en los contratos no debe existir y siempre debemos analizar las Condiciones Generales que acompañan a la póliza.

•Dar Aviso Sobre el Estado del Siniestro
Cuando ocurre un siniestro, es importante presentar un reporte claro y completo de los hechos a la aseguradora, lo cual debe ser de inmediato, o más tardar dentro de los 5 días después de tener conocimiento de la realización del siniestro (Art. 66 Ley Sobre el Contrato de Seguro), ya que de esto dependerá que el proceso de reclamo de la indemnización se cumpla a cabalidad y sin contratiempo. No olvidar que como asegurado tienes opción de recurrir a otras cotizaciones, que en cierta medida deben coincidir con la valoración que se haga del siniestro.

Las causas de no pago, se establecen en las Condiciones Generales, como exclusiones, siendo muy importante su lectura, ya que si la compañía aseguradora no las entrega, no podrá hacer válidas las exclusiones (Arts. 7 y 59 Ley Sobre el Contrato de Seguro)

Para cualquier duda o consulta adicional favor comunicarse a CONDUSEF al teléfono 01 800 999 80-80.