Ahora que todo se hará por buzón tributario

Son muchas las implicaciones que va a tener el bloqueo de comunicación con el contribuyente, ya que a pesar de que al Congreso se le vendió la idea de que todo trámite al ser por internet y ser en tiempo real se generará una mejor atención, yo creo que esta relación con la autoridad además de fría y lejana, acortará los plazos de varios trámites.

De entrada el recurso de revocación se presentará a través del buzón tributario pero ahora contando con un plazo de 15 días en lugar de 45, el plazo para pagar o constituir una garantía también se reduce a 15 días, y por lo menos el premio de consolación es que mientras no se resuelva el recurso de revocación, el contribuyente no tiene obligación de garantizar el interés fiscal y a partir de que se dicte una resolución, se cuenta con un plazo de 10 días para pagar o garantizar.

No cabe duda que la vida del contribuyente pasará a un mundo digital cada vez más vertiginoso.