El SAT con buenas intenciones pero sin comprender la situación crítica que vivimos los contribuyentes

Ver Imagen

Ver Imagen

Y todo esto para que en un comunicado de prensa del día 27 de marzo del presente ratifiquen que:

Como es de conocimiento público, durante el mes de marzo se lleva a cabo la campaña de declaración de personas morales y en abril la correspondiente a personas físicas. Para ello, el SAT se ha preparado con toda oportunidad, tanto en la actualización de los sistemas y plataformas tecnológicas como en la atención personalizada. Para ejemplificar lo anterior, nuestros sistemas han permitido a los contribuyentes presentar declaraciones fiscales en línea, recibiendo en promedio más de 172,000 declaraciones al mes. Estamos cumpliendo con nuestra oferta de trámites y servicios en función de la contingencia. Exhortamos a personas morales y personas físicas a seguir contribuyendo y poniendo su granito de arena para solventar estos tiempos difíciles para nuestro país y el mundo.

La pregunta es ¿con qué recursos? Muchos sectores han parado operaciones, los patrones hacen lo que pueden para mantener el pago de salarios y no despedir gente, en el mejor de los casos, porque en casos extremos a los trabajadores los mandan a su casa sin goce de sueldo, ya que sin actividad y viviendo al día no hay ahorro que alcance; y no sé si lo ha contemplado la autoridad, pero sin estímulos y programas de apoyo no va a haber nada que recaudar si las empresas desaparecen.

Se han cerrado plazas comerciales e infinidad de negocios “no esenciales”, sin tener una definición de ese concepto de forma oficial, pero las rentas, el agua, y la luz no se dejan de cobrar. Ojalá que cuando se generen los saldos a favor, el SAT no tarde mucho el devolver los importes a los contribuyentes,  así como lo marcan nuestra Constitución, un pago de impuestos proporcional y equitativo o  el interés superior de la nación, excluye respetar los derechos de los contribuyentes.

De esas cosas incomprensibles de la vida

Resulta que se publica en el DOF de hoy un estimulo fiscal en materia de IEPS para no pagarlo en la adquisición de gasolina para el periodo comprendido del 21 al 27 de marzo de 2020, lo curioso es que no podemos salir, pero ya es algo.

Descarga el documento aquí

Actuamos por prudencia o por miedo

Entre mitos y noticias a medias sobre el desarrollo del coronavirus, a partir del día martes 17 de marzo de este año como medida PREVENTIVA se inicia filtro de toma de temperatura en todos y cada uno de los edificios del Consejo de la Judicatura Federal, Tribunales Colegiados, Tribunales Unitarios y Juzgados de Distrito iniciará a las 8 am por lo que se les pide tanto al personal como a los litigantes, abogad@s y usuarios, llegar 10 minutos antes de su horario normal.

En caso de detectar un incremento en la temperatura se solicitará de inmediato la intervención de las autoridades de salud.

Y así como esta noticia el SAT también hizo lo propio y nos avisó que van a permanecer cerradas las áreas de cómputo que se utilizaban por los contribuyentes para poder presentar declaraciones y realizar trámites, además  de que las solicitudes de contraseñas y constancias de inscripción sólo se podrán realizar a través de cita o desde el portal de internet, pero ¿y si el contribuyente no tiene el equipo con los requerimientos necesarios?

¿No sería mejor prorrogar las fechas de cumplimiento? O incluso si la intención es evitar contagios de plano ¿no sería mejor que se cerraran por un mes todas las oficinas gubernamentales?

Existen otros países que a través de sus ministerios de Hacienda están buscando la forma de otorgar estímulos fiscales y modificar requisitos y fechas de cumplimiento para facilitar las operaciones, debido a que se entiende que en general las economías se están contrayendo y hay empresas más afectadas por las contingencias decretadas.

Y mientras tanto… lo único que se le ocurre a la autoridad es complicar el cumplimiento, en plena época de declaraciones anuales y con plataformas diferentes a las del ejercicio anterior que no se asimilan a la primera, intuyendo que todos tenemos equipos actualizados y conexión a internet a alta velocidad.

A los que son papás, espero que no hayan cancelado su suscripción a Netflix, porque entre la saturación de las páginas oficiales, las compras de pánico y los niños que se van a empezar a desesperar en el encierro, varios van a añorar  los viejos tiempos donde íbamos a las oficinas a presentar los trámites o las declaraciones, y con tranquilidad, después de haber cumplido nuestra misión, no relajábamos comiendo unos taquitos de canasta con un refresco bien frío sin el miedo con el que hoy hasta nos privamos de un abrazo…

Pablo bajó, se echó sobre el joven y lo abrazó. «¡No se alarmen! —les dijo—. ¡Está vivo!»

Hechos 20:10 NVI

Mientras estamos distraídos con otras cosas…

Me ha tocado viajar por todo el país, y he visto de cerca los estragos de la violencia que se vive, por desgracia, en casi todos lados, incluso en Mérida que es una ciudad muy tranquila, me tocó presenciar el desafortunado mitin feminista de pena ajena ante la mirada atónita de los turistas al ver cómo bajaban la bandera de nuestro país, para izar una piñata en forma de miembro masculino, con pintas y agresiones incluidas a cuanto hombre pasaba por ahí.

Una semana después me tocó vivir el caos en la carretera para entrar a Celaya, la cual,parece pueblo fantasma después de las 6 de la tarde, y recién me topé con una especie de toque de queda en Nogales.

Y puedo constatar que la violencia no se limita solo a una cuestión de género., y la falta de información nos aleja de poder conocer y combatir de forma efectiva las verdaderas causas.

Precisamente el viernes 6 de. Marzo, en medio de la preparación de nuevas protestas y el pánico al corona virus, se reformó el primer párrafo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 28. En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos, las condonaciones de impuestos y las exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes. El mismo tratamiento se dará a las prohibiciones a título de protección a la industria.
Esta modificación ya entró en vigor y no entiendo el propósito de estar divididos, cuando hay tantos hombres y mujeres valientes en este país, que no se arrugan ni abandonan su puesto.

¿Qué es lo que causa la
 disputas y las peleas entre ustedes? ¿Acaso no surgen de los malos deseos que combaten en su interior? SANTIAGO 4:1 NVI