Siempre sí se quedan los comprobantes en papel

Creo que esta vez mi intuición no me engañó y está por publicarse una Cuarta Modificación Miscelánea donde retoman la regla I.2.8.1.1 para precisar lo siguiente:

Opción para la expedición de comprobantes fiscales impresos
I.2.8.1.1.
Para los efectos del artículo 29-B, fracción I del CFF, las personas morales que tributen en el Título II de la Ley del ISR, así como las personas físicas, que en el último ejercicio fiscal hubieran manifestado en la declaración anual del ISR ingresos acumulables iguales o inferiores a $250,000.00, podrán optar por expedir comprobantes fiscales en forma impresa con dispositivo de seguridad. Los ingresos acumulables de referencia se determinarán únicamente con aquéllos que deriven de ingresos, actos o actividades por los cuales exista obligación de expedir comprobantes fiscales.

Transitorios
Décimo Cuarto
. Los contribuyentes que al 1 de enero de 2014, tengan comprobantes fiscales impresos con dispositivo de seguridad y que sus ingresos acumulables para efectos del ISR en el ejercicio inmediato anterior hayan excedido de la cantidad de $250,000.00 establecida por el SAT en la regla I.2.8.1.1., no podrán utilizar dichos comprobantes, no obstante que los folios sigan vigentes.

Ya nada más falta saber qué pasa con los comprobantes para el público en general y los recibos de los asalariados, pero por lo menos los que todavía pueden quedarse en el esquema de papel pueden decir ¡UFF!