Trámites del IMSS en el SAT

No cabe duda que estamos viendo señales de los últimos tiempos, porque resulta que a partir del 10 de agosto las personas que deseen incorporarse a la formalidad pueden afiliarse desde un solo sitio de atención al Servicio de Administración Tributaria, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), como parte de la estrategia Crezcamos Juntos Afíliate.

Por ello, con el objetivo de simplificar los trámites y otorgar mayores beneficios a quienes se incorporan a la formalidad, la Secretaría de Hacienda, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), inició a nivel nacional la prestación integrada de servicios de afiliación, con lo cual los contribuyentes podrán inscribirse sin necesidad de desplazarse a diversas oficinas.

En la ciudad de Mérida se puso en operación este sistema, el cual operará en todo el país, tal como lo anunció Luis Videgaray Caso, titular de la SHCP, en gira de trabajo por esta ciudad el pasado 7 de julio.

Al anunciar el arranque de este servicio, Patricia Delgado Medellín, Administradora Central de Promoción a la Formalidad del SAT, explicó que los trámites que los contribuyentes pueden realizar son: inscripción al RFC en el Régimen de Incorporación Fiscal, afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social e ingresar datos para obtención de cita en el Infonavit.

Y siguen los ajustes para RIF

No sé cómo interpretar esta decreto, será que algunos no están convencidos de crecer o les asusta la formalidad, pero de momento se publica un nuevo Decreto para el Régimen de Incorporación Fiscal, que contempla tres medidas para ampliar facilidades y beneficios a empresarios que se sujeten a ese sistema, aunque lo más importante es que este decreto entra en vigor hasta enero de 2015.

En el primer beneficio, los contribuyentes que realicen ventas al público en general hasta por 100 mil pesos anuales no pagarán el IVA ni el Impuesto Especial de Producción y Servicios (IEPS) durante los próximos 10 años.

Dos, a quienes realicen ventas con ingresos entre los 100 mil y 2 millones de pesos anuales, no pagarán IVA ni IEPS durante el primer año de incorporación y se les otorgarán descuentos durante los siguientes 9 años, aunque también es importante aclarar que para los cálculos hay que aplicar una tabla de porcentajes de acuerdo a la actividad.

Un tercer beneficio será que tendrán un régimen más sencillo para calcular sus impuestos, por lo que bastará con que especifiquen la actividad a la que se dedican y el monto de sus ingresos.

Pero mejor léanlo ustedes mismos descargando el documento aquí.