Ahora también se llama FIREL

El pasado lunes se publicó un ACUERDO General Conjunto número 1/2013 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y del Consejo de la Judicatura Federal, relativo a la Firma Electrónica Certificada del Poder Judicial de la Federación (FIREL) y al expediente electrónico, en donde se establece la Firma Electrónica Certificada del Poder Judicial de la Federación (FIREL) como el instrumento a través del cual se ingresa al Sistema Electrónico para presentar medios de impugnación (demandas), enviar promociones y/o documentos, recibir comunicaciones, notificaciones y/o documentos oficiales, así como consultar acuerdos, resoluciones y sentencias relacionadas con los asuntos competencia de la Suprema Corte, del Tribunal Electoral, de los Tribunales de Circuito y de los Juzgados, la cual producirá los mismos efectos que la firma autógrafa.

Hemos tenido que utilizar firmas electrónicas para varios procedimientos con las autoridades, no sólo para realizar trámites, comprobantes o declaraciones, sin embargo, ahora se comenzarán a utilizar las firmas de los servidores públicos para establecer comunicaciones con los particulares como notificaciones o recepción de recursos.

La pregunta ahora es: ¿estamos preparados para este tipo de comunicaciones?

Los certificados digitales expedidos por las Unidades de Certificación del Poder Judicial, son el equivalente electrónico tanto de un documento de identidad como de una firma autógrafa que permite la identificación del usuario o del autor del documento en los sistemas electrónicos del Poder Judicial de la Federación y además son intransferibles, irrepetibles, personales y únicos, además de que su uso es responsabilidad exclusiva de la persona que los solicita y se le otorgan.

Y en todas las dependencias que utilizan firmas electrónicas avanzadas o certificados digitales, se establecen principios que acreditan la integridad de los documentos electrónicos, por lo que en esta ocasión los invito a escuchar el programa dedicado a comprender el impacto de la FEA, FIEL o FIREL, en la fase más peligrosa del ciclo electrónico del contribuyente, mañana martes a las 13 hrs. por ARGOS CURSA RADIO

Ahora sí van a notificar y a requerir por medios electrónicos

Se publica el Decreto por el que se expide la Ley de Firma Electrónica Avanzada. Con ello, se establece el marco jurídico que la regulará al ser utilizada a través de medios de comunicación electrónica.

Se destaca que esa Firma Electrónica Avanzada será utilizada tanto por servidores públicos, como por particulares, en los trámites, servicios y procedimientos administrativos de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal , de la Procuraduría General de la República (PGR) y las unidades administrativas de la Presidencia de la República.

Asimismo, se menciona que con esta regulación, se pretende mejorar la realización de los trámites y servicios públicos, así como de los procedimientos administrativos y, consecuentemente, se inhibirá la práctica de actos de corrupción, reducirá la discrecionalidad, incrementará la transparencia y se hará más eficiente la gestión gubernamental. Además, habrá un ahorro en materia de recursos humanos y financieros, al implicar un menor consumo de papel y de gastos por servicios de mensajería.

“FIEL: El primer paso para Facturar Electrónicamente… pero que es la FIEL?”

Factura Electrónica por aquí… Factura Electrónica por allá… Y es lo mejor para trabajar de manera eficiente, etc… Pero llego con un proveedor de Factura Electrónica y le digo: me da dos para llevar; acto seguido llego a mi empresa y listo! ya puedo facturar electrónicamente???… Respuesta: NO!

A pesar de que facturar electrónicamente ya es obligatorio y facturar en papel ahora es opcional, todavía hay mucha desinformación en el ambiente. Y bueno nos dimos a la tarea de ir proporcionando más información en términos más terrenales.

Empezando por FIEL que significa Firma Electrónica… pero ¿qué es la FIEL? Es un conjunto de datos (caracteres) que se utilizan para autenticar o identificar electrónicamente a un contribuyente como autor legítimo, tal y como si usáramos nuestro IFE para identificarnos.

La FIEL se divide en dos: la llave PÚBLICA y la llave PRIVADA

  • La “llave o clave privada” que únicamente es conocida por el titular de la FIEL, que sirve para cifrar datos y que nadie más pueda conocer esa información; y
  • La “llave o clave pública”, disponible en Internet para consulta de todos los usuarios de servicios electrónicos, con la que se descifran datos.

Ahora, por qué necesitamos la FIEL para empezar a facturar electrónicamente? La necesitamos para ir ante el SAT, identificarnos y que nos proporcionen un Certificado de Sello Digital (CSD) el cual nos sirve para proteger información de un documento electrónico (como lo es la factura electrónica) a través de un sello digital y es parecido a la FIEL, ya que también cuenta con su llave privada y su llave pública.

Un ejemplo de para que nos sirve una Llave Pública y una Llave Privada, sería que cuando generamos una factura electrónica la “firmamos” con nuestro CSD-Llave Privada y cuando nuestro cliente la recibe, para validar que si la hicimos nosotros, va al repositorio de llaves públicas, encuentra nuestra Llave Pública y verifica que la factura que le mandamos sí la hicimos nosotros y la pueda deducir sin ningún problema.

Finalmente todo contribuyente esta obligado a tramitar la FIEL; ya que no solo es un requisito indispensable para empezar a facturar electrónicamente, también nos es de utilidad para presentar nuestras declaraciones e incluso para solicitar al SAT todo nuestro historial dentro de esta institución.

Espero le haya sido de utilidad esta información y al igual les dejo unas ligas que les puede ser de mucha ayuda:

Descargue aquí la solicitud de certificado de Firma Electrónica Avanzada

Listado de Requisitos para tramitar FIEL ante el SAT

Conoce más acerca de la FIEL

Varios tutoriales de ayuda del SAT para el tramite de la FIEL

Módulos de Servicios Tributarios.

servicio telefónico de citas