La balanza de comprobación y la lista negra del SAT

Como parte de las innovaciones de la Reforma Hacendaria a partir de enero de 2014 el SAT publica los datos —nombre, razón social y RFC— de contribuyentes que tienen créditos firmes, créditos exigibles, créditos cancelados, créditos condonados y sentencias ejecutorias.

Actualmente la lista de incumplidos contiene datos de 109,423 contribuyentes, entre personas físicas y personas morales.

Además, durante 2014, se publicaron los datos —nombre, razón social y RFC— de 151 contribuyentes cuyas operaciones se consideran definitivamente como inexistentes, por emitir comprobantes fiscales falsos.

Este tipo de medidas los contribuyentes las denominamos la lista negra, en lo personal entiendo que es una medida para balconear a contribuyentes que trafican con sus comprobantes y simulan operaciones, aparentemente se recaudaron más 25,957 millones de pesos, tampoco es algo que nos espante, no lo podemos controlar y no es una situación que desconozcamos aunque en realidad yo siento que puede haber más contribuyentes descuidados e ignorantes del tema, que verdaderos evasores. Y por eso el punto se vuelve controversial porque con estas medidas, según el SAT, podemos contar con elementos para decidir entre contribuyentes cumplidos e incumplidos al momento de realizar actos de comercio.

Y lo que no hemos pensado es que ahora que comencemos a subir la contabilidad a la página del SAT, el asunto empeorará porque fácilmente el SAT podrá determinar balanzas con informes de obtención de ingresos, pero de empresas que no cuenten con personal, recursos o infraestructura para avalar la operación descrita en un comprobante.

Recuerden que la regla miscelánea 1.4 nos da un plazo de 30 días para acreditar con soportes documentales que dichas operaciones no son soñadas o inventadas. Por lo que reitero la necesidad de soportar de mejor forma y a través de documentos digitales, las pólizas y registros que integrarán el detalle de una balanza de comprobación, por algo la contabilidad es algo más que un simple registro electrónico.