Por qué hoy se celebra el día del contador

Felicidades Contadores. Cada 25 de mayo celebramos a los profesionistas responsables de las operaciones financieras de una empresa… y de ponernos al corriente con Hacienda.

El Día del Contador Público se debe al señor Fernando Diez Barroso.

En México, cada 25 de mayo se celebra el Día del Contador Público: ese personaje crucial en las operaciones financieras de una empresa y, también, se llevar orden en los ingresos, egresos y pagos de impuestos de una persona. Conoce es el origen de esta celebración, que está ligado con la historia de estos profesionistas en el país.

En el siglo XIX, según nos dice un documento del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, la enseñanza de las cuestiones contables se impartía en la Escuela Superior de Comercio y Administración, fundada en 1845. En aquel entonces, la profesión se conocía como ‘tenedor de libros’, y era la persona de llevar los registros de una empresa.

En diciembre de 1903 se emitió una Ley para la Enseñanza Comercial en el Distrito Federal. Y el 7 de enero de 1905 apareció publicada en el Diario Oficial la Ley de Enseñanza Comercial, donde se menciona como carrera a seguir en la Escuela Superior de Comercio y Administración, la de ‘contador de comercio’.

Así fue que un 25 de mayo, pero de 1907, don Fernando Diez Barroso presentó el primer examen profesional con el que se graduó como contador de comercio. Esta fecha se considera el punto de partida de las actividades de los contadores en México.

Cabe mencionar que además de ser el primer graduado, don Fernando se dedicó a estudiar, investigar y proyectar la profesión contable en México. También se le adjudica haber sido el fundador y el primer presidente del Instituto de Contadores, hoy Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

El 11 de septiembre de 1917 quedó constituida la Asociación de Contadores Titulados. Es por ese entonces cuando comienza a tomar fuerza la idea de modificar, en México, el nombre de estos profesionales por el de ‘contador público’.

El 20 de diciembre de 1925, la Secretaría de Educación Pública revalidó el grado obtenido por don Fernando al otorgarle el primer título de Contador Público

Dios bendiga a todos los contadores