La determinación presuntiva de ingresos por ventas al público en general

El artículo 55 del Código Fiscal de la Federación dispone que las autoridades fiscales podrán determinar presuntivamente la utilidad fiscal de los contribuyentes, o el remanente distribuible de las personas que tributan conforme al Título III de la Ley del Impuesto sobre la Renta, sus ingresos y el valor de los actos, actividades o activos, por los que deban pagar contribuciones, cuando:
(…)
III. Se dé alguna de las siguientes irregularidades:

a) Omisión del registro de operaciones, ingresos o compras, así como alteración del costo, por más de 3% sobre los declarados en el ejercicio.

b) Registro de compras, gastos o servicios no realizados o no recibidos.

c) Omisión o alteración en el registro de existencias que deban figurar en los inventarios, o registren dichas existencias a precios distintos de los de costo, siempre que en ambos casos, el importe exceda del 3% del costo de los inventarios.

Por ello hay que tener cuidado en la emisión correcta de los comprobantes al público en general, y su registro contable en los sistemas contables, ya que esta clase de omisión abre la puerta para que la autoridad presuma ingresos omitidos.

Hace varios años me llegó el caso de una chica que había perdido a su papá y para sostenerse había puesto una pollería; no tenía ningún conocimiento de administración así que cuando llegó el SAT a verificar su expedición de comprobantes no solo la multaron por no expedir un comprobante de $60 por venta de huevo, sino que multiplicaron esta venta por 10 (no sé de dónde sacaron ese factor), para sacar un “promedio” por hora y le preguntaron cuanto tiempo tenía abierto el local y sacaron un aproximado de ventas mensuales como de $100,000, y le determinaron un impuesto a cargo.

Su caso llegó hasta el Administrador de Recaudación, porque esa estimación se sale de los parámetros reales, ya que equivalía a un inventario de huevo que físicamente no era posible tener en las dimensiones del local.
El punto es que con las reformas al Código Fiscal de la Federación publicadas el 1 de junio, se abre la posibilidad para que conforme al artículo 56 se consideren los ingresos y el valor de los actos o actividades comprobados de conformidad con la fracción X del artículo 42 de este Código, para lo cual se sumará el monto diario que representen en el periodo verificado, según corresponda, y se dividirá entre el número total de días verificados. El resultado así obtenido será el promedio diario de ingresos brutos o del valor de los actos o actividades, respectivamente, que se multiplicará por el número de días que comprenda el periodo o ejercicio sujeto a revisión para la determinación presuntiva a que se refiere este artículo.

Así que abusados porque con la reforma al artículo 42 del citado código, se practicarán visitas domiciliarias a los contribuyentes, a fin de verificar el número de operaciones que deban ser registradas como ingresos y, en su caso, el valor de los actos o actividades, el monto de cada una de ellas, así como la fecha y hora en que se realizaron, durante el periodo de tiempo que dure la verificación.

Por lo que es importante no dar pie a esta clase de presunciones, ya que independientemente de que el contribuyente se pueda defender o no, en algunos casos puede representar hasta la salida de régimen para los contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal.

Oh SEÑOR, oye mi ruego pidiendo justicia;
escucha mi grito de auxilio.
Presta oído a mi oración,
porque proviene de labios sinceros.
Declárame inocente,
porque tú ves a los que hacen lo correcto.
Salmo 17:1-2 NTV

No se vayan a confundir por la unidad de medida

Recordarán que hace varias semanas comenté que el requisito de la unidad de medida sigue siendo obligatorio para los comprobantes fiscales, sólo que ahora se puede anotar el dato de acuerdo a los usos mercantiles del contribuyente.

Ahora en la cuarta resolución miscelánea se publica la Regla I.2.9.4 para establecer que los comprobantes fiscales simplificados (los que se dan al público en general), pero sólo cuando se expidan en maquinas registradoras o sistemas electrónicos, podrán no contener la unidad de medida.

De tal forma que si un contribuyente expide notas de venta, tendrá que seguir anotando la descripción completa con la unidad de medida que se utilice conforme a los usos mercantiles.

Y honestamente ya hasta me duele la cabeza con tanto cambio, ya que con este tipo de comprobantes simplificados, como no sirven para efectuar deducciones, no debería haber tanto problema, pero hemos visto reglas que vienen, se derogan y juegan en cierta forma, con los requisitos del régimen fiscal y la unidad de medida, así que espero que no se vuelva a cambiar, porque en una visita de expedición de comprobantes, esto puede causar un problema serio a los emisores, y la respectiva multa o quizás hasta una clausura en caso de reincidencia.

Por lo tanto, si desean adoptar los requisitos oficiales contenidos en el Código Fiscal de la Federación, a continuación se los transcribo:

Artículo 29-C. Los contribuyentes que realicen operaciones con el público en general y los que se encuentren obligados por las leyes fiscales, deberán expedir comprobantes fiscales simplificados en los términos siguientes:

I. Cuando utilicen o estén obligados a utilizar máquinas registradoras de comprobación fiscal o equipos o sistemas electrónicos de registro fiscal, los comprobantes fiscales que emitan dichas máquinas, equipos o sistemas, deberán cumplir con los requisitos siguientes:

a) Los establecidos en el artículo 29-A, fracciones I y III de este Código.

b) El número de folio.

c) El valor total de los actos o actividades realizados.

d) La cantidad, unidad de medida y clase de los bienes o mercancías o descripción del servicio o del uso o goce que amparen.

e) El número de registro de la máquina, equipo o sistema y, en su caso, el logotipo fiscal.

II. Comprobantes fiscales impresos por medios propios, por medios electrónicos o a través de terceros, los cuales deberán contener los requisitos siguientes:

a) Los establecidos en el artículo 29-A, fracciones I y III de este Código.

b) El número de folio.

c) El valor total de los actos o actividades realizados, sin que se haga la separación expresa entre el valor de la contraprestación pactada y el monto de los impuestos que se trasladen. Cuando el comprobante fiscal simplificado sea expedido por algún contribuyente obligado al pago de impuestos que se trasladen, dicho impuesto se incluirá en el precio de los bienes, mercancías o servicios que ampare el comprobante.

d) La cantidad, unidad de medida y clase de los bienes o mercancías o descripción del servicio o del uso o goce que amparen.

(…)

Criterios normativos aprobados

El SAT dio a conocer un boletin con criterios normativos no tan nuevos, pero que se han actualizado en función de las nuevas referencias a la legislación fiscal.

Destaca dentro del documento la Modificación del criterio normativo “Exenciones. Publicaciones electrónicas”.

Así que te invito a descargar el archivo dando clic aquí
Y si se te pasó conocer la compilación de criterios del primer semestre, da clic aquí

Para tomarse en cuenta en sistemas “punto de venta”

COMPROBANTES FISCALES. SU EMISIÓN POR SISTEMAS ELECTRÓNICOS, ES NECESARIO CONTAR CON AUTORIZACIÓN DEL SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA.- En los casos en los que, los contribuyentes opten por emitir sus comprobantes fiscales mediante equipo de cómputo propio, en términos del artículo 169 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta, tal equipo debe contar con una autorización del Servicio de Administración Tributaria, de lo contrario, se entiende que no cumplen con lo dispuesto por los artículos 29 y 29-A, del Código Fiscal de la Federación, pues el hecho de que los comprobantes sean emitidos mediante equipo de cómputo que no esté autorizado por el Servicio de Administración Tributaria, implica el incumplimiento del resto de los requisitos indicados en los preceptos legales en comento, ya que los comprobantes se expiden por equipo de cómputo que no cuenta con la autorización correspondiente, por tanto, si el contribuyente no acredita contar con dicha autorización, resulta ocioso por innecesario que la Sala analice los “tickets” aportados en el juicio, pues es esencial en primer orden comprobar que son impresos por empresa autorizada, o bien, por máquina registradora o por equipo de cómputo autorizado, antes de valorar los mismos como comprobantes fiscales legalmente expedidos.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 2153/09-09-01-8.- Resuelto por la Sala Regional del Centro II del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, el 31 de mayo de 2010, por unanimidad de votos.- Magistrado Instructor: Adalberto G. Salgado Borrego.- Secretaria: Lic. Fany L. Navarrete Alcántara.

Tipo de Documento: Tesis Aislada Época: Séptima época Instancia: Sala Regional del Centro II Publicación: No. 2 Septiembre 2011. Página: 102

Comprobantes emitidos al público en general

Recordarán que había una regla que establecía que Para los efectos de los artículos 29, fracción III, segundo párrafo y 29-A, último párrafo del CFF, los contribuyentes deberán expedir un comprobante simplificado cuando el importe de la operación sea igual o mayor de $100.00

Esta redacción se incorpora a la regla I.2.8.1.3