Una reforma que puede apoyar a familias

En mi familia me tocó convivir muy de cerca con la diabetes en todas sus dimensiones, al grado de que una tía fue objeto de investigación en La Raza, ya que hasta ese momento descubrí que había tenido otras 9 tías más a las que no conocí porque murieron siendo niñas, pero de alguna forma mi tía había desarrollado una especie de gen resistente a la enfermedad. El punto es que eso me mantuvo de hospital en hospital, hasta que me tuve que despedir de todos mis familiares enfermos en un lapso de 3 años. La ventaja es que yo ya trabaja en un despacho y eso me permitió administrar mis tiempos, pero he visto muchos casos de cerca donde de plano se quedan sin trabajo ante tal situación, y tratándose de los hijos, la muerte de uno de ellos es uno de los duelos más difíciles de tratar porque son pérdidas que rompen la línea normal de tiempo, donde los padres pueden desempeñar el mejor de los papeles solo ACOMPAÑANDO, esperando que su hijo se recupere o por lo menos despedirlo de la forma más digna.

Laboralmente, los patrones no podían estar dando permisos a cada rato y en muchas ocasiones, eran las mamás, las que se veían orilladas a renunciar, ocasionando un deterioro a las finanzas familiares.

Con esta reforma, se pretende apoyar a los padres en esta situación, así que te recomiendo descargar el archivo adjunto aquí.