¿Recuerdan lo que hacemos las contadoras cuando nos estresamos?

Pues nos vamos de compras, y con el tema de los nuevos complementos me fui a dar una vuelta al centro comercial, todo con el poder de mi firma electrónica, y ya me estaba llegando la resaca del saldo que tenía que pagar, cuando reviso que mi tarjeta no solo estaba pagada, sino que hasta quedo un saldo a favor, todo gracias a que fui ganadora del sorteo del Buen Fin y el SAT hasta colgó una liga para conocer los comentarios de los afortunados ganadores.

A los ganadores del Sorteo #ElBuenFin2016 ya les depositaron sus premios, ¿fuiste ganador? ¡cuéntanos tu experiencia!

Yo tengo sentimientos encontrados porque después de la alegría vino la preocupación de sentirme como vigilada, aunque como contribuyente eso es lo normal.