Hoy los contadores nos merecemos un descanso

Job 37:5-7 La voz de Dios es gloriosa en el trueno.Ni siquiera podemos imaginar la grandeza de su poder. ȃl ordena que caiga la nieve en la tierra y le dice a la lluvia que sea torrencial. Hace que todos dejen de trabajar para que contemplen su poder.

Gracias por seguir siendo contadores, a pesar de que no cobramos, de la lentitud del internet, de andar desvelados y quedarnos sin comer.