Los estragos del “Buen Fin”

Tal vez no se enteraron porque andábamos muy distraídos en las compras, pero el pasado lunes 19 de noviembre se firmó un acuerdo que complementa la aplicación de una ley norteamericana denominada “Foreign Account Tax Compliance Act” (FATCA) cuya traducción al español es Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras.

La Ley FATCA promulgada en marzo de 2010 entra en vigor en enero del 2013, y buscará tener un control mayor sobre los residentes que tiene una parte de su dinero invertido en el extranjero, con miras a reducir la evasión fiscal.

Además de la información que debe ser proporcionada por los contribuyentes, requiere a las Instituciones Financieras Extranjeras (FFI) a elaborar anualmente un reporte con el nombre de los contribuyentes que posean cuentas en ellas, de forma que la autoridad fiscal pueda verificar si los contribuyentes están declarando la verdad.

Posiblemente estés pensando, y ¿eso a los mexicanos en qué les afecta?

Pues resulta que después de dos años de negociaciones entre los gobiernos de México y los Estados Unidos, ambas partes acordaron mejorar de forma sustancial, los mecanismos de intercambio de información bancaria y financiera para verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de sus respectivos contribuyentes.

Así que a través de esta denuncia compartida, USA informará al gobierno mexicano sobre las inversiones de ciudadanos mexicanos en norteamérica. Por lo que te recomiendo que te vayas vacunando contra la discrepancia fiscal.