Nadie sabe ni el día ni la hora

Se supone que yo tendría que haber estado en Los Cabos esta semana para brindar varias asesorías sobre contabilidad digital, pero ni siquiera pude comunicarme con mis amigos allá y sólo alcancé a ver fotos del hotel medio destruido. En palabras de una residente de allá solo alcanzo a decir entre lágrimas que pensó que era el día del juicio final.

Pasan tantas cosas, y ninguna esta bajo nuestro control, pero a los contadores de La Paz y Los Cabos, les recuerdo que tienen el corazón para acompañar en la reconstrucción a los empresarios, ahora es cuando no solo nuestros conocimientos son útiles, también nuestra solidaridad y por eso es importante este decreto que incluye estímulos que podemos aplicar.

DECRETO por el que se otorgan diversos beneficios fiscales a los contribuyentes de las zonas afectadas que se indican por lluvias severas durante septiembre de 2014.