Abusados con el programa de condonación de adeudos

Después de lo pesada que fue la semana pasada por la informativas y de lo gastado que acabamos todos con los regalos y las celebraciones del día del amor y la amistad, el SAT cumplió su promesa y ya publicó las reglas para el programa de condonación que se aprobó en la Ley de Ingresos de este año.

PRIMERA MODIFICACIÓN A LA RESOLUCIÓN MISCELÁNEA 2013

Al mismo tiempo también colgó una nueva página para aclaración de adeudos fiscales, nada más que aquí sí tengan cuidado antes de ingresar les pide que se identifiquen son su FIEL, y aunque la nuevas reglas misceláneas no aclaran del todo el efecto legal de este procedimiento, no vaya a ser que se den por notificados y entonces no podrán alegar demencia al respecto.

Lo interesante de esta nueva aplicación llamada PONTE AL CORRIENTE, es que el contribuyente ya cuenta con un historial de adeudos y los posibles descuentos que puede obtener si decide aplicar el programa de condonación, nada más que recuerden que de hacerlo necesitan pagar el importe no descontado en una sola exhibición y con dinero contante y sonante.

Lo curioso de este estado de cuenta, es que si por ahí existe un adeudo que no venga señalado, el contribuyente lo puede incorporar al sistema y automáticamente se calcularán los recargos y la multa correspondiente. Al final de toda esta consulta y ya que el contribuyente esté decidido a pagar, se generará un formato con una LÍNEA DE CAPTURA especial para realizar dicho pago en el banco.

La mala noticia es que antes de generar la línea de captura, el SAT te va a solicitar tu ACEPTACIÓN a los términos y condiciones para el programa de condonación, ahí aparece un espacio para solicitar la RESOLUCIÓN AL TRÁMITE, el cual te llegará ¡30 días posteriores al pago!

Como que aquí ya no entendí, primero pago y luego me dicen si aceptaron mi trámite de condonación ¿? No hay que olvidar que tanto la Ley de Ingresos como la nueva regla II.12.4.6 establecen que cuando no se cumpla con alguno de los requisitos del trámite, se dará por no presentada la solicitud de condonación, y entonces el SAT podrá exhigir el pago del adeudo COMPLETO, sin aplicación de descuento alguno, así que les recomiendo estar seguros y conscientes del proceso que van a realizar antes de andar como turistas por esta nueva página del SAT.

Condonación de multas

En más de una ocasión el contribuyente se cuestiona si al hacerse acreedor a una multa y no tener el dinero para pagarla, existe algún camino para que la autoridad “le dé chance”.

La condonación es concebida como una especie de perdón, en donde la multa puede ser rebajada en un porcentaje o en su totalidad. Desafortunadamente esta acción se aplica discrecionalmente por parte de la autoridad, y en realidad está en vías de extinción, aunque me llamó mucho la atención la siguiente frase:

El perdón es una alternativa necesaria para la convivencia de los integrantes de una colectividad, sea la pareja, la familia, un grupo o la sociedad.

Y es que la PRODECON (Procuraduría de la Defensa del Contribuyente) ha publicado un documento en donde no sólo explica la necesidad de contar con la figura de la condonación, sino que hasta emite sus propias recomendaciones al respecto.

Te invito a que conozcas este documento dando clic aquí.

La PRODECON emite una recomendación porque el SAT niega una condonación

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON), es como el Chapulín Colorado de los contribuyentes, y a través de su página web publica las recomendaciones realizadas a las autoridades fiscales, en esta ocasión la Recomendación 03/2011, dirigida a la Administradora Local de Recaudación del Centro del Distrito Federal, del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La historia fue la siguiente, una persona realiza una solicitud de condonación (perdón) de multas impuestas por el SAT. En los argumendos de la petición se da a conocer que la solicitante es una una adulta mayor, pensionada del ISSSTE ($2,493.70 al mes) que eventualmente obtiene algunos ingresos provenientes de otra fuente, por alguna razón presentó extemporáneamente sus declaraciones provisionales de impuestos por los meses de mayo de 2009 y mayo de 2010, por lo que se le impusieron diversas multas por un valor de poco más de $9,000.00, cantidad que supera por mucho el monto total de sus ingresos mensuales; a juicio de la PRODECON, la autoridad que negó la condonación no atendió las particularidades del caso y la negó aplicando argumentos genéricos, violando así el texto expreso del artículo 74 del Código Fiscal de la Federación.

Si deseas conocer el contenido completo da clic aquí